taipei_uno

Descubre Taiwan

En los últimos tiempos, Taipei, la capital de Taiwán, ha sufrido un curioso fenómeno: si su principal atractivo turístico había sido normalmente el Museo Nacional del Palacio, una de las grandes joyas del arte asiático en todo el mundo, las últimas encuestas muestran que lo que más valoran los turistas que actualmente viajan a esta ciudad, incluso por encima de este espectacular museo, es el encanto y el exotismo de sus mercados nocturnos.

Esto revela que bajo el estrato más reconocible de esta ciudad sin igual, cuyos atractivos bien pudieran ser el citado museo, el gran rascacielos Taipei 101 o el Monumento a Chiang Kai-shek, hay una ciudad con una fuerza brutal en cada calle, en cada parque y, sobre todo, en cada uno de los fabulosos mercados nocturnos que dan color, olor y sabor a esa otra Taipei tan fascinante.

Gastronomia

Aun son muy numerosos, merece la pena y mucho pasar justo por delante de la puerta de algunos de los restaurantes y pararse exclusívamente solo en aquellos que nos ofrecen los sabores propios de la cocina taiwanesa. Debido al traslado a Taiwán de muchos.

Los deliciosos won ton y dim sum de la cocina cantonesa, las salsas picantes de Sichuan, los exóticos sabores e impresionante presentación de los platos de la antigua cocina de palacio, el pato pequinés, los dumplings de Shanghai y las verduras de la cocina hakka se suman hoy a la gastronomía indígena, sin olvidar el aumento en los últimos años de diciones del Año Nuevo Lunar, el Festival de los Faroles, el Festival de los Botes Dragón, los rituales del Mes de las Ánimas, las celebraciones por las buenas cosechas propias de las tribus  o el culto religioso en los templos intercalan tradición, religiosidad, colorido y espectacularidad a partes iguales y son disfrutados  por igual por locales y foráneos.

Fuentes termales

taipei_9Un encanto natural más para añadir es que Taiwán se encuentra situada entre uno de los quince mejores lugares del mundo para deleitarse de los manantiales de aguas beneficiosas para la salud: fuentes termales, manantiales fríos, manantiales de barro y fondos marinos. Actualmente, la isla es una de las regiones con mayor número y mayor variedad de manantiales de agua caliente en el mundo. Dadas sus singulares características y su ubicación geográfica, situada en la falla en la que se encuentran las placas Euroasiática y Filipina, el calor que contiene en su interior se extiende por toda la isla. Yangmingshan, muy cerca de Taipei, y la tierra de nativos de Wulai son dos de los principales lugares en los que se puede disfrutar y que nadie deberia perderse, pero los hay repartidos por toda la isla. Aquí en primavera, la densa selva tropical se llena de flores y el aire huele a azufre. 

Bellezas naturales

Bendecida por una gran variaedad geográfica y una increible belleza natural, los navegantes portugueses del siglo XVI llamaron a Taiwán con el nombre de “Ilha Formosa” (isla hermosa). Paraíso natural para los turistas amantes de la naturaleza y sobre la montaña, Taiwán cuenta con algo más de doscientos picos que superan la barrera de los 3.000 metros de altura, de entre los cuales cabe destacar el Monte Jade (Yushan), que con sus 3.952 metros es el techo del noreste de Asia. Un poco más al norte, en el condado de Nantou, las sublimes en impresionantes montañas contrastan con la delicadeza y serenidad del Lago del Sol y de la Luna, perfecto refugio para enamorados. De la costa este de la isla, la del Pacífico, de naturaleza tan bruta como hermosa, arranca la famosa Garganta de Taroko, que se introduce 19 kilómetros hacia el corazón de la montaña entre depósitos de mármol formados desde hace almenos cuatro millones de años.

  oferta_once_tres
Festivales y tradiciones

Olvidémonos por un momento de los chips, de los telefonos, de las pantallas LCD y LED o, en definitiva, del desarrollo tecnológico que se extiende por toda la isla y reparemos en que se trata de un territorio forjado bajo la influencia de diferentes culturas como la china, la hakka, la japonesa, la aborigen, la del Sudeste Asiático e incluso la occidental. Ello le hace ser un escaparate de festivales y tradiciones que se llevan a cabo a lo largo de todo el año, reflejo de las variadas costumbres y de los numerosos grupos étnicos que aún hoy pueblan la isla y que no olvidan el culto a las deidades, a los antepasados y a la naturaleza.

Las tradiciones del Año Nuevo Lunar, el Festival de los Faroles, el Festival de los Botes Dragón, los rituales del Mes de las Ánimas, las celebraciones por las buenas cosechas propias de las tribus  o el culto religioso en los templos intercalan tradición, religiosidad, colorido y espectacularidad a partes iguales y son disfrutados  por igual por locales y foráneos.

 

taipei_tres